Videojuegos en el aula

29 mayo 2009

Los “Talleres de videojuegos”, como se denominan en los colegios,  se desarrollan en el aula de informática o en clase. Se trata de un proyecto llevado acabo por la Universidad de Alcalá de Henares y Electronic Arts. Es un ejemplo entre muchos otros de cómo pueden utilizarse los videojuegos para adquirir con ellos valores y capacidades necesarias para vivir en el siglo XXI.

El proyecto va dirigido a los niños y niñas de un curso de Educación Primaria de los colegios Públicos “”Henares””(Alcalá) y Ciudad de Jaén (Madrid), junto a su profesora habitual y “Otras profes”, las investigadoras de la Universidad de Alcalá. En horario lectivo y en sesiones semanales de una o dos horas.

Describen así su proyecto:  “Además de jugar, aprendemos. En el taller se combinan MUCHAS FORMAS DE HACER Y DE DECIR, POR ESO SE COMBINAN MULTIPLES MEDIOS Y TECNOLOGIAS. Los niños y niñas utilizan muchos recursos para comprender el mundo y comunicarse entre sí.

  • Buscamos y leemos en Internet información sobre los personajes de nuestros videojuegos, por ejemplo de Los Sims 2 Mascotas. Después lo discutimos entre todos.
  • Traemos de casa nuestros objetos preferidos, por ejemplo, un álbum y una gorra de Harry Potter y el Cáliz de Fuego. Cada niño o niña ha traído algo diferente.
  • HACEMOS FOTOGRAFÍAS de nuestros dibujos para que puedan publicarse en Internet.
  • VEMOS PELÍCULAS y las comparamos con los videojuegos.
  • Trabajamos con el ordenador a partir de lo que otras personas han hecho. ASÍ CONSTRUIMOS ALGO DISTINTO, NO COPIADO.
  • PUBLICAMOS nuestro trabajo en Internet”.

El objetivo fundamental que persigue el proyecto, es el de APRENDER JUGANDO. “Los videojuegos pueden convertirse en un poderoso instrumento educativo en el colegio y en un aliado para la comunicación y la transmisión de valores en casa, sobre todo cuando empezamos a conocerlos y dejamos de tenerles miedo”.

Se trata de un ejemplo más, en el que las nuevas tecnologías se abren paso en el sistema educativo promoviendo innovadoras metodologías que no sólo fomentan el aprendizaje, sino que promueven la motivación y el deseo de aprender por parte de los alumnos. La educación debe apoyarse en la innovación, para integrarse por completo en una sociedad que demanda  nuevos recursos educativos.